Frase para recordar

Siempre he pensado que las personas más bellas, por dentro y por fuera, son las que no están consientes de su efecto. Sus ojos buscaron los míos intensamente, y por un momento nos quedamos cara a cara . Los que presumen de su belleza en todas partes, ¿desperdician lo que tienen? Su belleza es sólo algo pasajero. No es más que un caparazón ocultando sombras y vacío.
Obsidian - Jennifer Armintrout.

sábado, 8 de octubre de 2011

Adelanto de Ciudad de Almas Perdidas

Gracias a The mortal instruments News tenemos la traducción de un adelanto del 5° libro de la saga Cazadores de Sombras de Cassandra Clare, Ciudad de Almas Perdidas. La portada del libro será revelada en Diciembre, y la frase que aparece es, ¿Pueden los perdidos ser reclamados?


Pequeño Adelanto:

Alec se quitó los calzoncillos rápidamente y se metió en la cama, esperando no despertar a Magnus. Sin embargo...


Escena eliminada:

Clary negó con la cabeza. "Hay más en la honestidad de... que en una disposición de las palabras. Dicen que las hadas no pueden mentir, pero mentir en sus intenciones, su actitud, su comportamiento -"
"¿Y los humanos no?." La reina deslizó la mirada a través de Clary y Simon. "Este vampiro, este diurno, te trae a todas partes - él es el único cuyo beso no te agrada, aquí en mi corte, ¿no? ¿Te preocupas por él en absoluto, o sólo es la marca de Dios sobre él lo que hace que le lleves contigo, como un escudo? Y tú," añadió, volviéndose hacia Simon,"tú que la amabas, ahora le prestas tu poder nada despreciable para su proyecto de encontrar al que más ama? ¿Dónde está la ventaja para ti?" Simon se aclaró la garganta. "Tal vez esa es la diferencia entre mi especie y la suya," dijo. "A veces hacemos cosas que no están a nuestro favor."
"Ah," dijo la reina. "La estupidez, quieres decir."
"Yo no lo llamaría así." Clary no podía dejar de estar impresionada .- la última vez que había estado aquí Simon se había sentido demasiado incómodo y fuera de su terreno por decirlo en pocas palabras, pero ahora lo estaba llevando muy bien. "Ahora, ¿quieres que la ____ o no? Tenemos asuntos que atender."
"Podría tomarlo de ti," dijo la reina. "La niña no será difícil de eliminar, y en cuanto a ti, diurno, aquellos que me sirven, me sirven con sus vidas. La fiebre del suicidio podría ser un gran inconveniente a pesar de su maldición." Ella dejó sus ojos sobre él durante largo rato.
"Yo soy la hija adoptiva del miembro del consejo Lucian Graymark," dijo Clary. "Estoy cerca de los Lightwoods en el Instituto. ¿Vale la pena ganarse su enfado y su ira sólo para vengarse de mi por engañarla? Además - siempre he oído que las hadas aprecian la inteligencia. Usted no quiere decir que no se puede apreciar un buen truco, incluso a su propia costa, ¿verdad?."
Clary vio por el estrechamiento de los ojos de la Reina que había jugado duro - tal vez demasiado - en el orgullo de mujer de hadas, pero un momento después, la Reina sonreía, y las criaturas de las paredes gritaron con admiración.
"Jugadora como su padre," dijo, y Clary lo sintió como una patada en el estómago. "Muy bien, ¿Qué le gustaría de mí a cambio de los ____? Voy a decidir si su propuesta merece una negociación."


Escena de Magnus:

El montón de objetos dentro del tronco parecía como el tesoro de un dragón fastidioso. Algunos objetos brillaban con metal y gemas - Magnus sacó una vieja tabaquera con las iniciales WS escrita a través de la superficie con rubíes parpadeando, y rió ante el mal gusto de la cosa y los recuerdos que ésta evocaba. Las otras no parecían nada extraordinario: una cinta de seda desteñida de color crema que había sido de Camille, una caja de cerillas del Club de la nube con las palabras que sabe lo que está escrito en la cubierta interior de la mano de una dama, una quintilla firmada OFOWW, medio pedazo de estacionamiento del Club de Hong-King quemado - un lugar que le había sido prohibido no por ser brujo, pero por no ser blanco. Le tocó un pedazo de soga trenzada casi en la parte interior de la pila, y le pensamiento de su madre, ella misma hija de un padre holandés y una mujer indonesia que había muerto al dar a luz y cuyo nombre Magnus nunca había reconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario !